¿Oficina Virtual?
18 marzo, 2014
Creé su Propio Negocio
27 marzo, 2014
Show all

Cómo trabajar desde casa sin morir en el intento

Quien no ha deseado alguna vez  trabajar desde casa, rodeado de las comodidades que esta nos brinda: Un buen café por la mañana, música agradable y poder incluso trabajar en pijama, sentado en un sillón.  Aunque esta idea suena completamente atractiva, la realidad es que  una vez que tienes esa posibilidad, necesitas asumir  un verdadero compromiso, ya que las tentaciones aparecen a la vuelta de la esquina; es decir, en un estado de confort como este quien no está propenso a realizar otras actividades que están poco relacionadas con nuestro trabajo.

No obstante, si te preocupa tu productividad, puedes poner en practica algunos trucos que te servirán para ser más eficiente.

1. Trabaja desde temprano. Está comprobado que las personas más exitosas se levantan temprano. No necesitas verte excelente o ponerte un traje; pero sí procura  iniciar tus labores por la mañana para que el día te rinda y completes todas tus actividades.

2. Hidrátate. Para ser producto necesitamos  bienestar mental, emocional y físico. Y la hidratación es sumamente importante para el funcionamiento: si no estás hidratado, probablemente se te dificulte enfocarte. Procura tener cerca de ti una botella de agua para que tomes toda la que necesitas.

3. Cumple con todos tus pendientes. Habrá veces en las que te sientas muy cansado y  tendrás que trabajar hasta tarde, Pero es importante que intentes completar tus pendientes al final de la jornada laboral; para ello necesitas aprender a administrar tu tiempo.

4. No te distraigas. Como todas las personas seguramente tienes pendientes fuera de lo laboral  como  ir al gimnasio, al supermercado o a recoger a tus hijos de la escuela,  Pero debes evitar hacer cosas que te distraigan de más, como ir de compras, salir a comer o visitar a amigos. Este tipo de distracciones puede gastar tu tiempo y concentración.

6. Elabora una lista de entregables. Tus entregables te permiten saber cómo estás progresando, qué tanto has realizado y dónde necesitas prestar más atención. Esto varía según tus responsabilidades, pero intenta mantener un seguimiento de tus entregables diarios, semanales, mensuales y anuales. Esto te brinda una evidencia tangible de tu trabajo.

5. Identifica tu método de trabajo. Algunas personas requieren de pequeñas pausas o descansos frecuentes para alcanzar un  mejor desempeño. Otros, se desempeñan mejor con un tiempo laboral sin interrupciones. Detecta  tu forma de operar y después optimiza tu agenda. Si trabajas mejor en pijama, hazlo. Si necesitas estar en una habitación silenciosa y sin ruido, adapta una. Analiza, cuáles son tus requerimientos.

Por ultimo te recuerdo, que para laborar desde casa requieres de mucha responsabilidad, pero el hecho de trabajar y trabajar sin parar, no te garantiza resultados inmediatos; también debes  cuidar de ti mismo para que puedas ver  por  tu negocio y que mejor manera, que haciéndolo desde nuestro querido hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: