Asesino de negocios
17 abril, 2014
El arte del buen liderazgo
22 abril, 2014
Show all

Comunicación efectiva en tu organización

Tratar de sacar lo mejor y el máximo potencial de tus empleados, no es una tarea sencilla, pero que definitivamente marcará la diferencia en el funcionamiento de tu empresa. Por ello es importante formular un método de retroalimentación donde las personas no se frustren porque su trabajo no es valorado y finalmente la empresa se vea afectada.

Para evitar confusiones y comunicar efectiva y claramente tus expectativas te dejo un par de consejos que te serán muy útiles:

1. Deja claros tus objetivos.

Ten en cuenta que para que esto suceda debes usar un lenguaje simple y directo al transmitir tus ideas, esta será la clave de una comunicación efectiva; transmitir con simplicidad y en repetidas ocasiones las necesidades de tu empresa. Escuchar cuáles son tus inquietudes una sola vez no hará que tus empleados las entiendan, es necesario recordarlas regularmente. Una manera eficiente de monitorear el progreso es mediante evaluaciones mensuales además de convocar a los empleados que están cumpliendo tus expectativas para reconocerles su esfuerzo. Este método funcionará como un recordatorio continuo.

2. Examina que transmite el lugar de trabajo de tus empleados.

Para que los empleados cumplan con los objetivos fijados, el ambiente laboral debe impulsar los comportamientos que quieres observar. Si alguna de tus expectativas se contrapone con tu entorno, a tus colaboradores les será difícil conseguirlas.
Por ejemplo, si esperas que tus empleados tomen riesgos. Debes practicar lo que pregonas y asumir cualquier resultado, y tomarlo de la mejor manera.

3. Interactúa con tus empleados.

Las personas con las que trabajas cuentan con sus propios deseos y necesidades, por lo que darte tiempo para conocer a cada persona de manera individual te ayuda a que entiendan cuáles son tus propósitos y que se sientan motivados a cumplirlos. Si entiendes realmente qué es lo que los impulsa, qué les da energía y cuáles son sus retos personales, puedes desarrollar un mejor desempeño en ellos y cambiar algunos comportamientos.

4. Explica detalladamente.

Para informar sobre las expectativas de manera clara en un ambiente que está en constante cambio, debes asegurarte que el personal siempre sepa qué estás tratando de conseguir, cómo pretendes llegar a ese punto y quién hará qué, para alcanzar ese resultado. Muchos de los fracasos pueden vincularse con la falta de claridad en el mensaje. Al disipar dudas y esclarecer cuáles son los roles y los procesos, le das a tu equipo todas las herramientas que necesita para llevar tu visión a la realidad.

Como anteriormente mencioné puede que no sea sencillo llevar a la práctica estos puntos por eso debes tomarte el tiempo para establecer una conexión profesional y emocional con cada persona que está a tu cargo. Pregúntales con qué están batallando, hacia qué están trabajando y qué les emociona de su empleo. Saber qué los impulsa te ayudará a estructurar tus expectativas de tal forma que empaten con sus metas profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: