Imagen corporativa
21 febrero, 2014
¿Eres una empresa ecológica?
5 marzo, 2014
Show all

La importancia de la inteligencia emocional

Una de las claves para lograr el éxito es la evolución. Para esto es importante que tú como empresario te desarrolles y crezcas junto al medio de negocios en el que te desenvuelves para mantener tu empresa en óptimas condiciones. Se ha hablado en muchas ocasiones de las diferentes habilidades con las que debe contar un líder empresarial, algunas de estas son: los conocimientos profesionales y académicos, el coeficiente intelectual y por último y poco mencionada es la inteligencia emocional.

Fue Daniel Goleman, quien en la década de los 90 popularizó el término inteligencia emocional con su betsseller del mismo nombre, donde se refirió a la capacidad de controlar y regular las emociones, con el fin de mejorar las relaciones y por ende obtener una mejor productividad.

Existen algunas particularidades que son muy importantes para la inteligencia emocional de los emprendedores. Aquí te presento algunas para que tomes nota y puedas convertirte en un en un líder que motive a su equipo:

Autocontrol:

Aunque probablemente suene difícil, es importante que siempre prevalezca el autocontrol, tanto de ti mismo como el de tu entorno, para que las labores empresariales no se vean afectadas por decisiones tomadas por arrebatos. Evita que emociones como la ira, la furia o el enojo se apoderen de ti, en especial en el momento de tratar con clientes y empleados.

Confianza:

Es importante que generes en ti mismo la sensación de controlar tu negocio y su desarrollo. Y a su vez transmitir esa seguridad al equipo de trabajo y a los clientes en todo momento. Con esto surgirá la confianza de que todo resultará de acuerdo a lo planeado.

Aprendizaje constante:

Esta es una característica natural en los emprendedores, pero muchas veces no se cultiva en el equipo. Es fundamental que nazca tanto en ti como en ellos ese sentimiento de curiosidad, de este modo se genera la innovación y reinvención de tu negocio, más aún en tiempos difíciles.

Empatía:

Una relación ideal entre vendedor y cliente está basada en la comprensión y en ser empático para llegar a pensar como ellos y comprender detalles como: ¿Qué pediría? ¿Qué necesita? ¿Qué desea? Etc. Esto ayudará a formar vínculos más personales y duraderos, pero siempre con el respeto que se merece el negocio.

Trabajo en equipo:

La ayuda y cooperación mutua entre jefe, cliente y empleados es la clave para sacar beneficios, ya que conduce a mejores ideas y decisiones, además de que provee un sentido de pertenencia y eleva la probabilidad de implementación de nuevas idea.

Comunicación:

La transmisión de sentimientos o ideas al equipo de trabajo, como también a los clientes es básico. Una buena comunicación genera confianza y las relaciones son más estrechas, ya que generan fidelidad de parte de los clientes o inversionistas.

En conclusión la inteligencia emocional en los negocios al igual que en la vida diaria es de suma importancia; para ser competitivos en su empresa, y el entorno para poder cumplir con las metas anheladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: